IA

Océano Capital es un fondo de inversión basado en la más avanzada tecnología de inteligencia artificial. Una disciplina tan apasionante que es capaz de llevarnos como ninguna otra técnica o ciencia a los límites del conocimiento humano. Este es un fantástico viaje a la comprensión de la mente humana y lo que es capaz de llegar a hacer.

NHC ha creado el fondo Océano a partir de esta responsabilidad. Es un fondo de inversión que combina una avanzada tecnología de Inteligencia Artificial de tercera generación con los principios y leyes de la cibernética, la dinámica de sistemas, la ciencia de redes y un profundo conocimiento de la economía real. Exactamente a la medida de las necesidades y de clientes experimentados deseosos de obtener la mayor rentabilidad posible en un escenario de bajo riesgo estrictamente controlado mecánicamente.

El ser humano no tiene capacidad para procesar la información como la tiene un sistema informático de inteligencia artificial y por eso estamos convencidos de que el futuro pasa por invertir a través de este sistema. ¿Cómo es posible que confiemos nuestra vida a un coche que se conduce solo, y no nos atrevamos todavía a confiar nuestro patrimonio a una máquina?

Ultramarine se fundamenta en algoritmos de IA (Machine Learning y Deep Learning) sobre una estructura de redes neuronales multinivel que aprende y planifica sus acciones como resultado de la generación de estrategias automáticas de compra y venta bajo una serie de normas y reglas científicamente definidas. Sustituimos la variable de más riesgo a la hora de invertir que es la intuición personal y sus límites a la hora de la interpretación de variables, velocidad de cálculo y toma de decisiones en un mundo de complejidad y dinámica exponenciales.

Entramos en el mercado de manera discrecional y únicamente en momentos puntuales donde concuerdan una serie de ineficiencias claras en el mercado. Para tomar una posición la probabilidad de éxito siempre ha de ser igual o mayor al 87,5%. Ultramarine no es una tecnología de alta frecuencia. De media entra entre 4 y 6 veces al día en el mercado.

Actualmente solamente invertimos en las cuatro divisas más liquidas: dólar USA, Euro, Libra esterlina, Yen japonés y puntualmente en Dólar Canadiense. No obstante, Ultramarine analiza todas las divisas ya que precisamente identifica y rastrea muchos de los patrones de ineficiencias a través de los cruces entre el resto de monedas y los majors.

Utiliza órdenes de stop-loss y take-profit dinámicos cuando la posición se abre y se inicia a favor del movimiento del mercado posicionando ambos para cubrir las ganancias, así como adaptándose al posible deslizamiento atiendo atendiendo a nuestros datos históricos propios de información estadística empírica.

Todos los algoritmos son supervisados por una IA que los calibra y mejora variando sus parámetros en función de los cambios, perturbaciones y nuevas condiciones particulares del mercado y aplicando testeos genéticos para optimizar la combinación de todos los algoritmos. Simultáneamente, constantemente, sin descanso y en décimas de segundo.

Nuestra tecnología de gestión del riesgo permite que el riesgo máximo diario se encuentre hoy por debajo del 0,8%. En ese momento la IA pausa toda la operativa, analiza la situación y recalcula todos los parámetros de actuación, evalúa si se ha producido un escenario normal o existe una nueva variación en los patrones de los algoritmos y aprende de esa nueva situación para maximizar de nuevo el output de todo el sistema. Ultramarine es una máquina evolutiva que nunca comete dos veces el mismo error.